La piel de la flor. Cómo un tatuaje puede cambiar la vida de mujeres víctimas de violencia.

Flavia Carvalho es una tatuadora brasileña que ha estado ayudando a las mujeres que han sido víctimas de violencia de género o que han tenido mastectomías de la mejor manera: regalándoles un tatuaje que cubra sus cicatrices para así realmente empezar a sanar. Su proyecto se llama “A Pele da Flor” (la Piel de la Flor) y viene de una expresión del portugués que se podría traducir como “Más profundo que la piel”.

FLAVIA


Todo empezó por una clienta que le pidió un tatuaje para cubrir una cicatriz en el abdomen. Le comentó a Flavia que un día, estando en un club nocturno, un hombre la apuñaló porque ésta lo rechazó. La anécdota la conmovió tanto que decidió empezar a regalar tatuajes a mujeres con experiencias similares, ayudándolas en el proceso de reconciliarse con sus cuerpos y dándole un nuevo significado a ese dolor.

FLAVIA 2
Si quieres conocer más sobre el proyecto entra a su página de Facebook.
Con información de Huffington Post.

FLAVIA 3

Anuncios